Evite esto en Internet

Evite esto en Internet

Cuando navegue por internet, siempre queda un rastro de navegación virtual de todo lo que consulta y está usted expuesto/a a distintas amenazas. Desde ciberdelincuentes que quieren suplantar su identidad hasta malware y empresas que buscan sus datos para lucrarse. Si desea estar protegido/a, tendrá que ser usted quien lo haga evitando determinados comportamientos o dejando de hacer determinadas cosas. Estas son algunos de los puntos que no debe hacer en internet por seguridad.

1.Iniciar sesión con los botones de Facebook y Google

En la mayoría de las páginas de inicio de sesión, encontrará los botones de acceso instantáneo de Google y Facebook. Pero si bien pueden parecer una forma conveniente de acceder que elimina la molestia de recordar o crear numerosas contraseñas para diferentes sitios web, también supone comprometer su privacidad.

Empresas como Facebook que dependen de la publicidad para obtener ingresos se dieron cuenta de que sus servicios no pueden estar en todas partes. Así que hicieron marcos de autenticación. Al hacer clic en uno de estos botones de inicio de sesión, acepta compartir su actividad en el servicio de terceros con empresas de alojamiento como Facebook y Google (y viceversa).

Así que, por ejemplo, si usted se inscribe en una tienda de ropa infantil a través de un botón de inicio de sesión de Facebook, Facebook sabrá que está embarazada o que tienes hijos. Por lo tanto, la red social comenzará a enviarle anuncios de productos para niños y posiblemente intercambie estos datos con otras empresas del mismo sector.

Con el tiempo, los botones de inicio de sesión permiten a las empresas de tecnología unir su perfil digital para predecir con precisión los anuncios con los que es más probable que capten su atención. Además, el sitio web al que se está vinculando obtiene más información de esta relación de la que probablemente necesita. Un buen ejemplo: cuando crea una nueva cuenta en Spotify a través de Facebook, automáticamente recupera su perfil público, su cumpleaños y su lista de amigos.

Por lo tanto, es mejor no utilizar los botones de inicio de sesión. Si los ha estado utilizando durante un tiempo, vaya a la configuración de su cuenta de Facebook o de Google para revocar el acceso a cualquier servicio al que lo haya vinculado.

Apple, por cierto, se ha propuesto ofrecer una alternativa centrada en la privacidad con su última API de autenticación. Llamada Iniciar sesión con Apple, a diferencia de Facebook o Google, apenas comparte información con servicios de terceros e incluso da la opción de ocultar la dirección de correo electrónico suyo. Apple ha sido capaz de proporcionar esto principalmente porque la mayor parte de sus ingresos no provienen de la publicidad y no tiene por qué husmear sobre su vida.

2.Prestar su dirección de correo electrónico personal

Tampoco debería dar fácilmente su dirección de correo electrónico. A menos que planee usted utilizar activamente el sitio web, debería considerar registrarse con un correo electrónico temporal o desechable.

Las direcciones de correo electrónico desechables no son tan básicas como lo eran hace una década. Puede hacer que se redirijan a su propio ID siempre y cuando necesite el sitio web y, una vez que haya terminado, eliminarlo con un clic.

Las extensiones para navegador como Burner Emails también generan automáticamente una dirección desechable única para que la introduzca cada vez que detecten un campo de correo electrónico en un formulario en línea o en una página de registro. Desde el panel de control de Burner Emails, puedes deshabilitar rápidamente los que no quiere y reenviar mensajes del resto.

3.Guardar contraseñas en su navegador

La mayoría de los navegadores le preguntan si desea guardar la contraseña cada vez que inicia sesión o se registra en una nueva plataforma. Pero nunca debe darle a ese botón de “Sí”.

El administrador de contraseñas integrado en los navegadores no es tan seguro como se supone que es. En la mayoría de los escenarios, sus contraseñas se almacenarán en un formato de texto plano al que cualquier intruso puede acceder con unos pocos cambios. En el pasado, también ha habido un montón de casos en los que las contraseñas de miles de usuarios se vieron comprometidas.

Recomendamos cambiar a un gestor de contraseñas. Estas herramientas están diseñadas para proteger sus credenciales y, lo mejor de todo, funcionan en todas las aplicaciones y sistemas operativos.

4.Desplazarse rápidamente por los términos y condiciones

Estamos seguros de que todos lo hemos hecho: desplazarse a toda velocidad por los términos y condiciones para que podamos llegar rápidamente a la parte emocionante. Sin embargo, hoy en día, hacer esto puede ser realmente perjudicial para sus datos personales y puede tener graves consecuencias.

Lo entendemos. Los términos y condiciones son largos y a menudo demasiado complejos para que un cerebro que no es abogado los entienda.

Afortunadamente, hay un puñado de señales que puede buscar para entender lo que está aceptando. Puede buscar términos comunes como “información” y “datos”. O puede dirigirse a sitios de ayuda como TOS;DR, que resumen las políticas de servicios bien conocidos en un lenguaje sencillo (en inglés).

5.Navegar sin HTTPS

Cuando acceda a una web, puede haber notado que el navegador automáticamente agrega unos cuantos caracteres adicionales antes de la URL. Uno de ellos es “HTTP”, un protocolo de internet que determina la forma en que un sitio web estructura y transmite los datos.

Una actualización más cifrada y privada que HTTP, llamada HTTPS, fue lanzada hace un tiempo. Su punto culminante es que cualquier información que un sitio web intercambia con el servidor es segura y no puede ser aprovechada de forma encubierta por intrusos. Lamentablemente, HTTP sigue siendo válido y muchos sitios web no han sentido la necesidad de cambiar a HTTPS, lo que deja sus datos vulnerables a las fallas de seguridad.

Hasta que esto cambie, es prudente mantenerse alejado de los sitios que no sean HTTPS. También puede instalar una extensión gratuita para el navegador que obliga a acceder a internet con HTTPS y a cada servicio que visites.

6.Permitir las cookies y dejarlas allí

Es probable que no piense dos veces en la ventana emergente Permitir cookies cuando visite un sitio por primera vez. Pero debería hacerlo.

Las cookies son pequeñas piezas de información que las empresas almacenan en el navegador para que sepan que es usted cuando las vuelva a visitar para mostrar publicidad y anuncios personalizados. Mientras que las cookies nacieron como una herramienta ingeniosa para los desarrolladores hace años, ese ya no es el caso. Las cookies apenas tienen encriptación y pueden terminar fácilmente en las manos equivocadas.

Desafortunadamente, la mayoría de los sitios web no funcionan según lo previsto cuando se desactivan las cookies por completo. Entonces, ¿cuál es la salida? Colocar en modo de autodestrucción ya que, si no se registra, es probable que no vaya a utilizar ese sitio web.

Para ello, necesitará una extensión para el navegador de terceros como Cookie AutoDelete, ya que la mayoría de los navegadores no tienen una configuración nativa para ello.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *